El Mercat de la música / El Mercado de la música

(Cat.)

Com explicava en una anterior entrada del blog, durant aquest últim any m’he estat passejant per les principals fires i trobades professionals que s’organitzen actualment en diferents països. Amb la caiguda del mercat discogràfic, les trobades de professionals centrats en la música en viu es multipliquen per Europa amb major o menor èxit. Segueixen l’estela i l’estructura de SXSW, que està basada en centenars de bandes tocant en diferents clubs de la ciutat (1800 concerts oficials en més de 60 sales en SXSW, una exageració!), li han seguit l’exemple Great Escape a Brighton, Popkomm a Berlín, Reeperbahn a Hamburg, City Sound a Liverpool, MaMa a París o el més veterà Eurosonic a Groningen (Holanda).

Tots aquests festivals de showcases per a professionals estan (hiper) subvencionats i recolzats per les institucions públiques dels seus respectius països o regions amb una única intenció: poder vendre el seu producte, és a dir, grups locals, als assistents estrangers. Alguns ho intenten amb millors o pitjors resultats i amb major o menor delicadesa. Des d’aquí puc dir que aquesta estratègia de promoció no obté en general grans resultats.

En la majoria de les ocasions la selecció es pèssima, ja que no hi ha una línia clara de programació i es permet als diferents països i les seves oficines d’exportació que trïin els artistes que els plagui. Sembla que l’única cosa que els importa és que hi hagi una gran quantitat d’artistes i que aquests estaments es deixin molts diners per a promocionar a les seves bandes. Així surt!!

Un altre gran error és que el percentatge d’artistes locals és tan alt que l’esdeveniment perd tot l’interès per als qui assistim. No podem  estar anant a cada país per veure quines bandes són les més interessants i fer una tria entre 100! (com a exemple, en el cas del MaMa el 80% de les actuacions programades són de grups francesos). Com a professional necessites un sol esdeveniment europeu  amb una programació internacional i amb una bona selecció prèvia en la qual puguis confiar i això ara com ara no existeix a Europa.

A Catalunya el polítics porten (molts) anys intentant gestar un gran mercat internacional de la música a Vic. La repercussió internacional i el resultat d’aquests anys d’esforç i gran despesa a càrrec de les arques del Govern català és proper a zero. El mig milió d’euros anual amb el qual es dota no ha ajudat al fet que l’esdeveniment tingui una repercussió mínima en el panorama internacional. Només el coneixen aquells que han estat convidats (un cop se’ls ha pagat el desplaçament i l’hotel) i la gran majoria no torna perquè no té cap interès cap a ells. El motiu és l’absència d’una línia definida i la pretensió de presentar una programació internacional amb el 70% d’artistes locals.

El Mercat de la Música Viva de Vic podría funcionar com un esdeveniment útil per a estimular el mercat nacional, sense complexos, i per a propiciar des de Catalunya un mercat que interessi a la totalitat del territori espanyol. La pregunta és si un mercat de música d’aquest tipus justifica la despesa de 500.000 euros anuals i si aquesta es pot mantenir durant tants anys només per motius d’indole política i d’aparença (reconeguem-ho, aquest seria l’únic motiu comprensible pel qual existeix el Mercat de Musica Viva de Vic). ¿Algú paga per la seva acreditació o per disposar d’un stand?

Estem en moments de canvis polítics i es necessita algú amb coratge que digui veritats com a punys. Vic és el que és: una festa major a la qual se li ha passat l’arròs i que mai tindrà abast internacional. La realitat d’avui ja no és com la de fa 20 anys. El mercat de la música està molt fragmentat en diferents escenes i a Catalunya han aparegut dos grans esdeveniments gestionats desde l’empresa privada amb gran repercussió internacional; dos esdeveniments que han crescut sosteniblement amb una clara línia de programació i que han construït dues marques recognoscibles amb dos estils diferenciats.

Les institucions haurien d’acollir aquest fet com a mannà caigut del cel. A Catalunya tenim dos cavalls guanyadors però moltes de les cites nomenades anteriorment estan rebent molts fons institucionals que els permeten córrer al doble de velocitat.

No ens podem adormir. Cal reparar els errors del passat, posar-se les piles i posar-se a córrer, és el torn dels polítics.

Alberto Guijarro

(Cast.)

Como contaba en una anterior entrada del blog, en este último año me he paseado por las principales ferias y encuentros de profesionales que se organizan actualmente en diferentes países. Con la caída del mercado discográfico, los encuentros de profesionales centrados en la música en vivo se multiplican por Europa con mayor o menor éxito. Siguiendo la estela y la estructura de SXSW, que está basada en centenares de bandas tocando en diferentes clubs de la ciudad (1800 conciertos oficiales en más de 60 salas en SXSW, una exageración!), le han seguido el ejemplo Great Escape en Brighton, Popkomm en Berlin, Reeperbahn en Hamburgo, City Sound en Liverpool, MaMa en Paris o el más veterano Eurosonic en Groningen (Holanda).

Todos estos festivales de showcases para profesionales están (hiper) subvencionados y respaldados por las instituciones públicas de sus respectivos países o regiones con una única intención: poder vender su producto, léase los grupos locales, a los foráneos asistentes. Algunos lo intentan con mejores o peores resultados y con mayor o menor delicadeza. Desde aquí puedo decir que esta estrategia de promoción no obtiene en general grandes resultados.

En la mayoría de las ocasiones la selección es pésima, ya que no hay una línea clara de programación y se permite a los diferentes países y sus oficinas de exportación que elijan los artistas que les plazca. Parece que lo único que importa es que haya una gran cantidad de artistas y que estos estamentos se dejen mucho dinero para promocionar a sus bandas. Así sale!!

Otro gran error es que el porcentaje de artistas locales es tan alto que el evento pierde todo el interés para los que asistimos. Uno no puede estar yendo a cada país para ver que bandas son las interesantes y hacer una tría entre 100! (a modo de ejemplo, en el caso del MaMa el 80% de las actuaciones programadas son de bandas francesas). Como profesional necesitas un solo evento europeo con una programación internacional y con una buena selección previa en la que puedas confiar y esto hoy por hoy no existe en Europa.

En Cataluña los políticos llevan (muchos) años intentando gestar un gran mercado internacional de la música  en Vic. La repercusión internacional y el resultado de estos años de esfuerzo y gran gasto a cargo de las arcas del Gobierno catalán es cercano a cero. El medio millón de euros anual con el que se dota no ha ayudado a que el evento tenga una repercusión mínima en el panorama internacional. Sólo lo conocen aquellos que han sido invitados (habiéndoles pagado desplazamientos y hoteles) y la gran mayoría no vuelve porque no tiene ningún interés para ellos. El motivo es la ausencia de una línea definida y la pretensión de presentar una programación internacional con el 70% de artistas locales.

El Mercado de Música Viva de Vic podría funcionar como un evento útil para estimular el mercado nacional, sin complejos, y para propiciar desde Cataluña un mercado que interese a la totalidad del territorio español. La pregunta es si un mercado de música de este tipo justifica el dispendio de 500.00 euros anuales y si este gasto se puede mantener durante tantos años sólo por motivos de índole política y de apariencia (reconozcámoslo, éste sería el único motivo entendible por el que existe el Mercado de Música Viva de Vic). ¿Alguien paga por su acreditación o por disponer de un stand?

Estamos en momentos de cambios políticos y se necesita alguien con agallas que diga verdades como puños. Vic es lo que es: una fiesta mayor a la que se le ha pasado el arroz y que nunca tendrá un alcance internacional. La realidad de hoy ya no es como la de 20 años atrás. El mercado de la música está muy fragmentado en diferentes escenas y en Cataluña han aparecido dos grandes eventos musicales gestionados desde la empresa privada con gran repercusión internacional; dos eventos que han crecido sosteniblemente con una clara línea de programación y que han construido dos marcas reconocibles con dos estilos diferenciados.

Las instituciones tendrían que acoger este hecho como maná caído del cielo. En Cataluña tenemos dos caballos ganadores pero muchas de las citas nombradas anteriormente están recibiendo muchos fondos institucionales que les permiten correr al doble de velocidad.

No hay que dormirse. Hay que reparar los errores del pasado, ponerse las pilas y ponerse a correr, es el turno de los políticos.

Alberto Guijarro

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a El Mercat de la música / El Mercado de la música

  1. deadcurator dijo:

    Puede que algunos de los festivales “showcase-based” no tengan unos cabezas de cartel tan potentes como el Primavera Sound (salvo el caótico SXSW), pero es un asunto de nichos de mercado y prioridades. La vuestra, de momento, es traer a grupos potentes a costa de que toquen en escenarios gigantes al aire libre, masificados. Vendéis abonos a gente que, casi con seguridad, estará borracha antes de la medianoche (bien para vuestra caja) y no les importará intuir a Suicide, por poner un ejemplo, a 500 metros del escenario. La prioridad de los otros festivales es dar a conocer grupos aún no tan potentes en un ambiente cercano y en salas pequeñas/medianas con mejor calidad acústica y un público más relajado, con interés en descubrir grupos y disfrutar del sonido. Esto, por supuesto, requiere de muchos patrocinadores y subvenciones porque ni se venden cientos de miles de abonos (porque las salas no tienen tanta capacidad), ni se hace tanta caja “zombieficando” al personal. Y las conferencias suelen estar bien seleccionadas, aunque hay de todo, como en todas partes.

    Por cierto, el Great Escape se celebra en Brighton… y sí, lo de Vic es un empastre.

  2. walterzoe dijo:

    … mi impresión sobre el primavera es todo lo contrario, cada año hay un centenar de bandas que no conozco, cada año me llevo 8 ó 9 gratas sorpresas y cada año veo como grupos que en el primavera eran minoritarios se han hecho conocidos en una año o dos… en realidad, “deadcurator”, no aciertas ni una, reconócelo, no has ido nunca!

    … comparto lo de Vic, más que un festival da la sensación que sean las fiestas del pueblo pero eso no quita que cuando he ido me lo haya pasado en grande pululando de escenario en escenario… es cierto lo de que cada año reciben 500.000 euros??!!!

    • deadcurator dijo:

      Desembolsé casi 200€ para ir al Primavera en 2009 y 120€ para el 2010, así que no puedo opinar sobre cómo era antes sino en lo que se ha convertido ahora. Creo que la selección de grupos es brutal, con una calidad excelente, y los grupos pequeños también están muy bien elegidos. Ese para mí no es el problema, si he ido es porque me parecían carteles muy atractivos… pero al llegar allí me topé con la realidad de los escenarios gigantescos e impersonales, el solapamiento de horarios y las hordas de borrachos y/o drogados. Y dos veces tropiezas, pero tres ya no, pese a lo mucho que me gusta el cartel de este año.

      Entiendo que la música en directo se ha convertido en otro entretenimiento más, por lo que “festival” se asocia con FIESTA y no con música únicamente (esto es así en Pekín y en Pokón). Hay festivales que dan más importancia a la calidad que supondrá la experiencia para el público que quiere disfrutar de la música y no va allí para ponerse hasta el ojete y soltarse la melena (aunque también dicen que van por la música). Para mí el Primavera está perdiendo esa batalla que los festivales de pequeñas salas están ganando. Esa era mi reflexión, Walterzoe… el Primavera es y seguirá siendo un festivalazo (de masas), pero hay vida más allá de San Miguel.

  3. deadcurator dijo:

    Desembolsé casi 200€ para ir al Primavera en 2009 y 120€ para el 2010, así que no puedo opinar sobre cómo era antes sino en lo que se ha convertido. Creo que la selección de grupos es brutal, con una calidad excelente, y los grupos pequeños también están muy bien elegidos. Ese para mí no es el problema, si he ido es porque me parecían carteles excelentes… pero al llegar allí me topé con la realidad de los escenarios gigantescos y las hordas de borrachos. Y dos veces tropiezas, pero tres ya no. Entiendo que estamos en España, por otro lado, y que festival se asocia con FIESTA y no con música únicamente. Hay festivales que dan más importancia a la calidad que supondrá la experiencia para el público, y esa fue mi reflexión,

  4. De todas formas el tema a reflexión por parte de Alberto Guijarro poco tiene que ver con el de tu respuesta. El motivo de la entrada no era cuál es el modelo de festival más cómodo para unos u otros sino la repercusión internacional ( a nivel profesional) del evento.
    Por otra parte te recuerdo que el Primavera Sound se extiende a lo largo del año y que es en salas de pequeño formato donde lo hace. Me parece un tanto demagógico hablar de hordas de borrachos cuando te refieres a un evento como el nuestro. Cualquier crítica siempre es bien recibida pero cuando me viene a la memoria el silencio casi mágico de un escenario como el Ray-Ban durante la actuación de The XX el pasado año, me parece que no eres demasiado objetivo.

  5. mcandidas dijo:

    Mucho tendrían que cambiar las cosas en la política nacional y concrétamente en la catalana para que nuestros representantes ofrezcan su apoyo incondicional a unas propuestas tan consolidadas como el Primavera Sound y el Sónar. Prefieren malgastar nuestro dinero en una propuesta, que a pesar de no tener casi ninguna salida comercial, deje claro lo bien que sabemos mirarnos el ombligo. Parece que eso crea alguna especie de orgullo patrio (“som tan bons com qualsevol altre, tenim el nostre macro festival!”), haciéndonos creer que es totalmente sostenible. Desgraciadamente os hará falta algo más que presentar las cuentas bien hechas en cada edición. Política: el gran mal de nuestros días.
    En cuanto a lo que dice @deadcurator sólo me cabe decir que pocos festivales debe haber pisado para decir lo que dice del público de Primavera. Llevo diez años dando tumbos por unos cuantos (bastantes) festivales nacionales y alguno de fuera (muchos de los más multitudinarios) y en ninguno me he encontrado un público tan respetuoso como el del Primavera Sound, donde la gran mayoría de la gente va a disfrutar de la música en directo. En este tipo de eventos siempre corres el riesgo de no poder disfrutar de los conciertos porque tienes a la mitad de la gente de cachondeo a tu alrededor y de hecho muchas veces me he ido de algún escenario cabreado por este motivo. En el Primavera el público jamás ha sido un motivo de decepción tras ver una actuación y eso que los “guiris” son unos hooligans y bla, bla, bla……
    Eso sí, que nadie espere que a las cuatro de la mañana esté completamente sereno para disfrutar del concierto de Health de la misma forma que había disfrutado de The New Pornographers horas antes……que los programadores son muy listos y saben lo hacen.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s