Primavera Loves Atp.

Joan Soley llegó al Primavera Sound como becario para trabajar con nosotros durante los meses del festival. Su entusiasmo y dedicación  fueron tan impresionantes que un año después se había convertido en el coordinador general, uno de los puestos claves de nuestro organigrama. Él es el encargado de enlazar todos los eslabones de la cadena, que cada uno termine su trabajo donde el siguiente debe continuar. Una tarea dura que requiere una implicación  total y sin la cual el festival simplemente no llegaría a celebrarse.

Hace unos días viajó a Minehead junto con otras dos personas de la oficina (Xavi y Carlos) para asistir  al festival ATP que en esta ocasión curaba Belle and Sebastian. He aquí sus impresiones:

Para que os hagáis una ligera idea de lo que es ATP: el jueves compartes viaje desde el aeropuerto de Bristol hasta Butlins con el grupo de death metal holandés Urfaust (dos chavales muy majos, algo escatológicos y fans de Lady Gaga) y el viernes estás en el Centre Stage viendo a Saint Etienne
(con Sarah Cracknell olvidandose la letra de su megahit Only Love Can Break Your Heart) y recordando aquel año en el que te regalaron “Tiger Bay”…

No se me asusten, no es que el señor Stuart Murdoch le pegue al metal extremo (o quizás si, nunca se sabe) e incluyese en el cartel del Bowlie 2 a los alegres muchachos de los Países Bajos, es que All Tomorrow’s Parties (el mejor nombre del mundo para un festival) va de esto, va de tener CRITERIO (con mayúsculas) y de no imponerse ningún tipo de límite en
cuanto a música se refiere. Cualquier cosa, siempre que sea buena, tiene cabida.

Durante dos semanas se pudo disfrutar de un Nightmare Before Christmas comisariado por Godspeed You! Black Emperor, de un In Beetween Days con bandas seleccionadas por Amos (diseñadores de juguetes que son pequeñas
obras de arte) y del antes mencionado Bowlie 2, todo ello en Butlins y bajo el paraguas de ATP.

Bowlie 2 ha sido mi tercera visita al festival de Barry y Deborah, la primera fue en 2008 en el ATP vs Pitchfork en Camber Sands y la segunda en New York el año 2009, que es la que recuerdo con más cariño (y lagunas).
No voy ponerme a describir todos los grupos que vi durante estos 3 días, sino que voy a intentar explicar qué significa estar en el festival…

Para los que no lo sepan, todos los All Tomorrow’s Parties se llevan a cabo en pequeños resorts que, a su manera, tienen un encanto bastante particular. Público, artistas y personal de la organización se mueven, comen, duermen y se divierten bajo el mismo techo lo que le da un carácter muy familiar, los aforos son muy reducidos y en vez de un festival parece una gran reunión de amigos cuya excusa para encontrarse es la música. En
nuestro caso fue bastante curioso encontrarnos con Eugene Kelly de The
Vaselines a las tantas de la madrugada totalmente perdido mapa en mano
buscando su apartamento… o quizás era una fiesta… lo siento pero mi
inglés aún no es demasiado bueno…

Entre los grupos se respira admiración mutua. Las banda que actúan son seleccionadas a su vez por otros artistas y en muchas ocasiones los lazos que los unen son de amistad, no es extraño escuchar, encima del escenario,
continuas referencias a otras bandas que forman parte del cartel. Aquí no hay divismos, solo un puñado de grupos pasándoselo en grande. Lo que en otro festival sería imposible aquí se convierte en algo normal… que la “secret band” del Bowlie 2 sea Franz Ferdinand (y que además no actúen en
el escenario principal) y que Alex Kapranos se ponga a tocar la guitarra junto a Edwyn Collins no pasa todos los días…

Por otro lado la experiencia como público no podía ser mejor: olvidaos de tener que batallar por una cerveza, de las carreras de un escenario a otro o de tener que romperse la cabeza para montar un horario que evite solapes, en ATP todo es relax… en cuantos festivales el escenario principal está a 3 minutos de tu habitación?

No os lo penséis más, tomaos una semana de vacaciones, pillad los vuelos e id a visitarlos… si sois fanáticos de Primavera Sound tendríais que serlo también de All Tomorrow’s Parties, no hay proyecto en el mundo más cercano (en todos los sentidos) al nuestro que el de Barry, Deborah y su
gente…

Es un orgullo ser recibido en su casa.

Joan Soley

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s