Villa Diodati

1816, el volcán Tambora de Indonesia entra en erupción, su magnitud es tal que Europa sufre el verano más frío y lluvioso de su historia. Es por ello que Mary Shelley, Percy Bysshe y John Polidori deciden visitar a Lord Byron que huyendo de Londres había alquilado Villa Diodati en Suiza. Los días inclementes les obligaron a  pasar su estancia encerrados en la mansión y no se les ocurrió otra cosa que empezar a contar historias alemanas sobre fantasmas al calor de la lumbre. Como todos sabréis de esa noche surgieron dos grandes novelas Frankestein y El Vampiro.

Pues bien, casi 200 años más tarde, en uno de los otoños más cálidos de los últimos años, Pablo, Gabi y Sònia, yo y nuestras respectivas familias alquilamos la Masia Más Teixidor del Plà de l’Estany. Gracias al CO2 el tiempo fue espléndido y aunque esperaba ver los bosques rojizos y las hojas cayendo no fue así, aún siendo ya finales de octubre. Una lástima. La lluvia anunciada no llegó y todas las comidas se sirvieron en la terraza. El primer día Gabi nos preparó una excelente barbacoa de pollo, cordero y excelentes butifarras de la Garrotxa. El segundo, Pablo preparó unos fideos a la cazuela que acabamos rebañando por la noche. Entre comidas nos surtíamos de “castanyes” y “panallets” acompañados por supuesto de vino tinto y malvasía.

Pasamos tres días sin salir de la masía y  de sus bosques. Paseando por ellos intentábamos asustar a los más pequeños contándoles que en ese bosque habitaba el jinete sin cabeza. Pero no había manera, los niños de hoy no son como los de antes, se las saben todas.

Siendo la víspera de todos los santos hubiera tocado estar contando historias de miedo (reconozco que me moría de ganas y os aseguro que sé cómo hacer que uno se vaya a dormir temiendo a su sombra) pero a las 5 de la mañana del día 1, entre los efluvios alcohólicos de diferentes licores, aún estábamos inventando nuevos proyectos, cambiando escenarios de sitio, agregando otros nuevos, colocando esto aquí y lo otro allá… Más Teixidor no es Villa  Diodati (…mola más), nuestro invierno se ha vuelto cálido,  el volcán islandés no consiguió joder el Primavera 2010, fuimos incapaces de dar miedo a los niños y no creo que salga ninguna novela de lo acaecido durante esa noche. Pero  de bien seguro que muchas de las novedades y mejoras del Primavera  y otros nuevos proyectos de futuro serán fruto de esa noche.

Alberto Guijarro

Esta entrada fue publicada en San Miguel Primavera Sound 2011. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Villa Diodati

  1. cetina dijo:

    ¿Sabéis que hay ahora mismo un volcan en Indonesia en plena actividad? Este año ropa de abrigo en el PS

    http://www.protecciocivil.org/web/?p=1002

  2. pschcndy dijo:

    Del aislamiento surgen las mejores ideas, ya sea saliendo a correr, durmiendo con tu almohada, en el bosque, o hasta en la ducha.
    Que bien, me apetece un monton ultimamente hacer algo asi!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s